Home
Home

TIPOS DE SIMBOLOGIAS DE CODIGOS DE BARRA

La selección de la simbología dependerá del tipo de aplicación donde va a emplearse el código de barras. El tipo de carácter, numérico o alfanumérico, la longitud de los caracteres, el espacio que debe ocupar el código o la seguridad, son algunos de los factores que determinarán la simbología a emplear.

Códigos de 1 dimensión

Sólo codifican a no más de una docena de caracteres, y representan la clave para acceder un registro de alguna base de datos en donde realmente reside la información, o sea, los símbolos no contienen información del producto o artículo.

De acuerdo al tipo de necesidades de identificación interna del negocio o a los requisitos que se deben cumplir para comerciar según las normas del mercado, se debe optar por el sistema de codificación adecuado.

El sistema de codificación EAN 13, usado tanto en supermercados como en comercios, es un estándar internacional que identifica a los productos comerciales por intermedio del código de barras, indicando país-empresa-producto con una clave única. Hoy en día es casi un requisito indispensable tanto para el mecado interno como internacional y  más de 12.000 empresas en la Argentina ya han codificado más de 350.000 productos.

Códigos de 1 dimensión más comunes:

Código 39: industrial, alfanumérico

Código 128: industrial, 126 caracteres

Código Entrelazado 2/5: numérico

EAN / UPC: numérico, usado en comercio minorista

 

Otras simbologías: Codabar, Código 93, Telepen, Código 11. MSI, Plessey code, etc.

Código de 2 Dimensiones

Los datos están codificados en altura y longitud del símbolo. La información codificada no se reduce sólo al código del artículo, sino que puede almacenar gran cantidad datos. Un código del tamaño de una estampilla postal se pueden almacenar más de mil caracteres alfanuméricos.

 


Aplicaciones de Códigos de 1 Dimensión:

Comercio minorista/mayorista.

Industria automotriz, alimenticia, editorial, etc.

Imprentas.

Compañías de seguros.

Instituciones gubernamentales.

Bancos.

Farmacias y perfumerías.

Comercios de autoservicio.

Transportación de mercadería.

Identificación personal o credencialización.

Servicios públicos.

Líneas Aéreas.

Laboratorios fotográficos.